La mascota como ayuda terapéutica

By 8 enero, 2016Prensa

Al pensar en una mascota, se nos vienen a la mente momentos de esparcimiento o diversión; sin embargo, también pueden son muy útiles en actividades de terapia para diversas discapacidades. LIN-CALEL realiza el entrenamiento integral del perro terapeuta, cuyas aplicaciones y potencial podremos conocer en esta nota.

¿Qué son las terapias con animales?

Son las terapias de recuperación que se efectúan mediante el apoyo de un animal. Generalmente, son perros criados, educados, seleccionados, sociabilizados y adiestrados para tal fin.

Inconscientemente, la mayoría de las personas reaccionan de manera positiva hacia la relación con animales de compañía; los estudios efectuados sobre este tema demuestran que aquello que los terapeutas no han conseguido por medios habituales, se consigue a través del apoyo animal.

La gran utilidad de estos animales en las terapias, es que logran lo que muchas veces ni la familia ni los profesionales pueden hacer: romper un tipo de esquema fijo de comportamiento, muy cerrado, que no les sirve para comunicarse con los demás sino para recluirse en su propio mundo, como en el caso del autismo. El animal logra despertar el interés del niño y relacionarse con él, lo cual significa muchas veces un primer e importantísimo contacto. Roto el esquema, podrá empezar a incorporar otras conductas a través de la escuela y la familia.

No sólo el autismo puede mejorar con un perro terapeuta, sino que también pueden beneficiarse las personas en rehabilitación, con Síndrome de Down, parálisis cerebral y discapacidades motoras, enfermedades de larga duración o terminales, ya que este tipo de contacto mejora el bienestar de la persona y en bastantes casos acelera el proceso de recuperación.

¿Qué sabe hacer un perro de terapia?

El perro de terapia tiene un nivel de obediencia muy alto, para que siempre se los pueda controlar. Además, LIN-CALEL enseña al animal algunos trucos para llamar la atención y hacerlos más atractivos para la persona discapacitada, como por ejemplo buscar y entregar todo tipo de objetos.

El perro de terapia también está adiestrado para buscar contacto con personas amables pero desconocidas para él, permitirles que lo acaricien y lo abracen y prestarles toda su atención. Asimismo, está entrenado para saber adaptarse a situaciones diferentes.

¿Cómo son las terapias asistidas por animales?

Las terapias asistidas por animales pueden diferenciarse en dos disciplinas, que hoy en día se conocen como Actividad Asistida por Animales (A.A.A.) y Terapia Asistida por Animales (T.A.A.).

El primero de estos programas propone encuentros o visitas en las que se incorpora y juega un papel básico el animal. La A.A.A. es algo espontáneo y no regulado, es decir, que el terapeuta puede ser perfectamente un voluntario no profesional y, por lo tanto, no se registran los avances y no existen objetivos concretos. En tanto, los entornos o lugares en los que se desarrolla una A.A.A. pueden ser de lo más variados y no son específicos.

La T.A.A. es una disciplina mucho más seria y ordenada. Se plantean una serie de objetivos y metas para la recuperación de un paciente que, por norma general, no ha mejorado con la medicina tradicional.

LIN-CALEL entrena perros terapeutas para esta modalidad. Ofrece dos opciones: adiestra a la mascota que tenga el interesado, en la medida que sea de una especie y personalidad adecuadas, o brinda la posibilidad de adquirir una.

Objetivos de la terapia asistida por animales

Físicos: Mejorar las destrezas motoras, las habilidades con una silla de ruedas. disminuir la tensión arterial, etcétera.

Salud mental: Incrementar la interacción verbal entre los miembros de un grupo, aumentar la atención, incrementar la autoestima, reducir la ansiedad y/o el sentimiento de soledad.

Educativos: Aumentar el vocabulario y la memoria de los individuos, además de aportar conocimiento de conceptos tales como: tamaño, color, forma, etcétera.

Emotivos: Aumentar el deseo de involucrarse en una actividad de grupo, desarrollar la interacción entre las personas e incrementar el deseo de ejercitarse.

Leave a Reply